Bezos envió a los accionistas y trabajadores de su compañía su carta anual.

Amazon, de acuerdo con un informe de Morgan Stanley, llevará sus ingresos de los 136.000 millones de dólares actuales a más de 500.000 millones en el año 2025, lo que se explica por la visión de Bezos a largo plazo que le permite priorizar el crecimiento de cuota de mercado que en hacer caja.

En la carta, Jeff nos explica su teoría del Día 1 y Día 2 en la que el 1 significa: La obsesión con el cliente, una visión escéptica de los proxies, la ansiosa adopción de las tendencias externas y la toma de decisiones a gran velocidad. El día 2 es el estancamiento, seguido por la irrelevancia, seguido por un doloroso declive, seguido por la muerte, y por eso siempre es el primer día.

Incluso cuando todavía no lo saben, los clientes quieren algo mejor, y es el deseo de deleitar a los clientes nos llevará a crear cosas en su nombre. Ningún cliente le pidió a Amazon que creara el programa Prime, pero seguro que resultó algo que ellos querían, permanecer en el día 1 requiere experimentar pacientemente, aceptar fallos, sembrar semillas…

El proceso se convierte en el indicador del resultado que deseas. A veces hay que dejar de mirar los resultados y asegurarnos de hacer bien el proceso. No es raro oír a un líder junior defender un mal resultado con algo como: “Bueno, seguimos el proceso”. Un líder más experimentado lo usará como una oportunidad para investigar y mejorar el proceso. El proceso no es la cosa. Siempre vale la pena preguntarnos, ¿somos dueños del proceso o el proceso es nuestro dueño? En una empresa del día 2, es posible que sea la segunda.

El mundo exterior puede empujarte al día 2 si no quieres o no puedes abrazar poderosas tendencias rápidamente. Si luchas contra ellas, probablemente estarás luchando contra el futuro.

En Amazon, se han dedicado a la aplicación práctica de ello desde hace muchos años. Algunos de estos trabajos son muy visibles:  aviones dron de entrega Prime Air; la tienda de conveniencia Amazon Go que utiliza la visión de la máquina para eliminar las líneas de pago; y Alexa, su asistente de IA basada en la nube.

En el Día 2, las empresas toman decisiones de alta calidad, pero toman decisiones de alta calidad lentamente. Para mantener la energía y el dinamismo del día 1, hay que tomar de alguna manera decisiones de alta calidad y alta velocidad. Fácil para las nuevas empresas y algo desafiante para las grandes organizaciones. El equipo senior de Amazon está decidido a mantener alta velocidad en la toma de decisiones.

Aquí hay algunos puntos.

Primero, nunca uses un proceso de toma de decisiones único. Muchas decisiones son reversibles, puertas de dos vías. Esas decisiones pueden utilizar un proceso ligero.

En segundo lugar, la mayoría de las decisiones probablemente deberían hacerse con alrededor del 70% de la información que deseas tener. Si esperas el 90%, en la mayoría de los casos, probablemente estás siendo lento. Además, de cualquier manera, debes ser bueno para reconocer y corregir rápidamente las decisiones incorrectas. Si eres bueno en la corrección, estar equivocado puede ser menos costoso de lo que piensas, mientras que ser lento va a ser costoso.

En tercer lugar, utiliza la frase “discrepar y comprometerse”. Esta frase ahorrará mucho tiempo. Si tienes convicción en una dirección particular, aunque no hay consenso, es útil decir: “Mira, sé que no estamos de acuerdo en esto, pero ¿jugarás conmigo? ¿En desacuerdo y compromiso?” En el momento en que nos colocamos en este punto, nadie puede saber la respuesta con seguridad, y lo más probable es que se reciba un Sí como respuesta.

Y por último el cuarto punto, reconocer temprano los verdaderos desajustes y escalarlos inmediatamente

¿Están pendiente de las tendencias del mundo?, ¿Estás cayendo presa de proxies, o te sirven? Y lo más importante de todo, ¿estás encantando a los clientes? Podemos tener el alcance y las capacidades de una gran empresa y el espíritu y el corazón de una pequeña empresa. Pero hay que elegir hacerlo.

jeff-bezos-khs-U40438736883D0B-624x385@RC

Tras todos estos aportes, que además de a sus trabajadores y accionistas servirán seguro a muchos otros empresarios se despide con, como todos los años previos adjunta una copia de su carta original de 1997.